lunes, 12 de junio de 2017

A mis 1.200 amigos


La imagen puede contener: 50 personas, personas sonriendo, texto

Siempre me he considerado una persona introvertida. Bueno, tal vez no sieeeempre, pero nunca (he sentido al menos) que se me haya hecho fácil por ejemplo, hacer amigos. Siempre me ha costado, y toda mi vida me he sentido como un pez fuera del agua junto a mis pares; o quizás no toda mi vida. Cuando era niña creo que no, por eso guardo con especial afecto esos momentos de mi historia y por eso soy tan tremendamente nostálgica, y por eso me encanta jugar con niños y volver a sentirme niña, porque por eso.... jajaja. Como decía, probablemente entonces, desde la adolescencia, siempre me sentí un poco outsider. Nunca sentí que encajara realmente. Yo siempre he dicho que nací en la época equivocada, que yo debería vivir en el siglo XIX, porque soy bien tradicional para algunas cosas. 

Yo quería casarme a más tardar a los 25, porque quiero tener hijos y quería tenerlos joven, como mi mamá, para poder jugar con ellos y volver a sentirme niña con aquellos a quienes más querré. Pero tengo 25 y medio ya, y no tengo ni con quién. Porque me cuesta, demasiado. Sobretodo con los hombres, y la verdad es que nunca ha dejado de hacerlo. Por sobre todo y lo complicado que siempre fue, el hacer el proceso invertido del choque cultural de "salir de colegio de monjas de mujeres y entrar al mundo mixto de la U"; cuando pasé de mi colegio mixto con Nicos y Pipes que traían humor a nuestras vidas, a una carrera de puras mujeres, bien pelo lais(1), pa qué estamos con cosas, donde mi más amigo es el único hombre heterosexual que conocí (entre 3) en toda la carrera, y el ambiente entre "puras mujeres" era a veces más estresante que ligero y tan diferente a lo que estaba acostumbrada...

Volviendo a la época escolar, puedo decir que cuando estaba en el colegio nunca me sentí perkin(2), o rechazada, de hecho siempre me sentí (a pesar de lo matea*) mucho más cerca de los "populars" que de los pernos(2). Mi parámetro era que me invitaban a los cumpleaños, pero honestamente, siempre sentí que era, no tanto por mí como yo, sino porque era "amiga de...". Y no digo que no me apreciaran en mi individualidad, pero yo siempre fui muy piola(3). Lo que sí, siempre traté de ser buena onda, y creo que podría reconocer y saludar a las 120 y tantas personas que salieron conmigo del colegio, porque aunque hay algunos pocos con que no debo haber ni cruzado palabras, sé que estaban ahí.

En fin, el tema es que hoy, tengo 1200 amigos. ¡MIL DOSCIENTOS AMIGOS! dentro de estos están ustedes, los que me leen. ¿Mil doscientos amigos? not really (4)... Tengo 1.200 amigos en facebook (ahhh, obvio, si no imposible), pero, ¿Por qué tantos? ¿Realmente conozco a estas 1200 personas? La respuesta honesta es NO. No conozco varios de ellos o los conozco muy poco. Con algunos he cruzado alguna palabra, con otros he crecido. Hay otros con quienes he compartido conversaciones profundas a lo one night stand(5), nunca más los vi. Extranjeros con quienes compartimos un paseo; otros a quienes conocí en el metro y "ayudé", aunque sea un poquito, en su paso por Chile** o quizás con quienes pasé una incómoda tarde adolescente en una cafetería*, presionada por mi mamá, sin saber qué decir. Entre mis amigos de facebook hay personajes tan variados como el amigo de mi amigo con quien fuimos a comer papas fritas un día, el compañero de pega de mi mejor amiga, mis queridas nanas***, mis amigos de Ecuador, los papás de mis amigos, mis profesores, de la U, del colegio y de la vida, un grupo de "traceurs"(6) a quienes agregué para entrevistar para un proyecto de la U; tengo a gente de voluntariados varios, de misiones, misioneros y misionados, tengo gente que admiro que no conozco en persona quizás pero con quienes sí he podido conversar online. Están mis compañeras de la U, esas con que quizás sólo compartí sala o profesora, y aquellas otras que considero amigas, no quizás porque las vea mucho pero con quienes sí tengo lindos recuerdos. Tengo gente que a veces no sé cómo llegué a tener, a amigos de mis hermanos que no son necesariamente mis amigos, papás de amigos y amigos de mis papás, y así suma y sigue...

La imagen puede contener: 3 personas
Las más de verdad

Yo sé que la amistad es algo mucho más profundo que eso, y sé que de esos 1200, aquellos amigos que lo son en profundidad caben dentro de no más de dos dígitos, sin embargo, mi opción de tener a este popurrí de gente con acceso a mi vida no es arbitraria. Por opción decidí hacer de esta plataforma una red de contactos amplia y variada. Y no tengo nada que esconder. Muchos pueden preocuparse por mi nivel de exposición, porque puede ser peligroso, porque a veces me he expuesto demasiado; a veces he hecho el ridículo, más de alguna vez pueden haber pensado "¿ke weá Germanita?"(7), cuando he hablado más abiertamente del tema de mi bipolaridad, o cuando he dejado salir a mi niña interior sin tapujos con videos o fotos ridículas. Hay cosas que quizás ahora prefiero no compartir, pero a quienes las han visto, no me arrepiento de haberlo hecho, porque todo eso, con o sin filtro, es lo que soy. Eso es la Germanita que escribe esto, un menjunje de creatividad, introversión, extremo amor a la familia, innegable niñez presente, wtf moments(8)... eso SOY YO. Y ¿será necesario que todo el mundo sepa quién/qué/cómo soy yo? Yo creo que sí, y el tema es mucho más profundo, para mi, que mi propia individualidad.

Esta tremenda y variada red de contactos es MI OPCIÓN DE SER ESCUCHADA. Porque todo ese popurrí, al igual que yo, tiene ideas propias. Todo el popurrí es heterogéneo. Hay religiosos, ateos, veganos, parrilleros, viejos, jóvenes, extranjeros, chilenos, futboleros y fashionlovers (puede ser ambas obvio jaja), artistas y científicos, de derecha, de izquierda, de centro o "ni ahí" y todos ellos, pueden escuchar mi voz. Y mi voz quizás no tiene decibeles, porque yace aquí en palabras, pero me gusta que suene fuerte. Por eso escribo. Por eso existe TLTBT(9) porque es mi voz. Aquí puedo ser yo, como me gusta para el mundo. Aquí me gusta dejar en evidencia mi entrañable amor a Dios, a mi familia y al arte. Aquí me gusta generar diálogo, o quizás sólo soltar lo que guardo en la cabeza. Aquí se me llenó el corazón cuando mi entrada  de los "Strikes" de la muerte fue vista por más de 6500 personas (SEIS.MIL.QUINIENTAS!🙀). Por eso, hoy quise escribirles a ustedes, mis 1200 "amigos", porque en estos tiempos de elecciones, cuando la política nos hasta, cuando a veces sentimos que no vamos a ninguna parte. Cuando sentimos que nos roban, que no podemos vivir seguros y tranquilos. Cuando creemos que "no hay nada que hacer con este país que "se está yendo a la mierda" (cosa que personalmente no comparto), ahí, es cuando HAY que hacer. Ahí es cuando alzamos la voz. Ahí es cuando nos hacemos responsables de revertir la situación. Quizás no veamos resultados inmediatos. Quizás el cambio lo disfruten nuestros nietos y bisnietos, pero si no parte por nosotros, tampoco ellos lo vivirán. 

Mi amigo Claudio ♡. EL único amigo hombre de la carrera. Y las fotos más cuáticas de él, 
para que se comprenda nuesta improbable MUY profunda amistad.


Conversando con un querido amigo, mi amigo Claudio (EL de la U), hastiado de la situación del país, me contaba que no quería seguir viviendo en Chile. Que Europa es mejor, es más seguro, es más educado, la gente es más cortés y blablabla blablabla. Y yo se lo discuto con frecuencia: los problemas se atacan desde adentro. Pasa lo mismo con la iglesia, hay tantos alejados que han dejado de creer en la iglesia porque no la sienten honesta y real, pero si es el caso, ¿de qué forma esto podría mejorar si quienes se dan cuenta del problema, en vez de atacarlo abandonan? Con el país es lo mismo, y no hablo de Chile exclusivamente. Todos tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de nuestros tiempos y no debe ser una carga impuesta e incómoda, sino parte de nuestra propia humanidad. 

Anteriormente decía que nací a destiempo, que yo soy del siglo XIX porque soy tradicional, porque quiero hijos más que a mi, porque no entiendo la necesidad de curarse o drogarse para pasarlo bien, porque soy crítica de mi propia generación y a veces siento que no encajo. Sin embargo soy consciente de que mi misión en la Tierra, es aquí y es ahora. Yo no soy chilena por casualidad. No tengo la familia que tengo por casualidad. No creo  lo que creo sólo porque me lo enseñaron así. Yo soy lo que soy, "cause I'm ment to be this way"(10) y también he construido mis ideales según mis propias ideas y experiencias personales, y el compartirlo, siento que es mi manera de aportar en parte de esa misión.

Quizás aún no he hablado de cosas concretas y sé que esto va bien largo, pero creo que en este caso debía ser así. Porque si no somos conscientes del alcance que podemos tener, de cómo podemos usar la tecnología y redes sociales para construir una mejor sociedad, estamos desperdiciando una tremenda oportunidad. Así que los invito a mirar el mundo no con lentes de felicidad que vean todo bonito y de colores, pero sí con transparencia, amabilidad y cooperación. Ábranse a quienes piensan distinto, dialoguen, compartan. Les aseguro por experiencia propia, que mientras más opuesta sea la forma de pensar de con quienes compartimos, más logramos crecer. Más tolerantes nos volvemos, y más reafirmamos nuestros propios puntos de vista. 

Háganse cargo de su realidad. Si algo no le gusta, trabajen para cambiarlo. Si van en la micro o metro y se dan cuenta que todo el mundo está serio, fíjese en alguien y sonríanle, generalmente las sonrisas se devuelven. Conversen con la señora de la micro. Sean amables, dense el tiempo de reconocer al otro, que todo eso, por pequeñito que sea es en sí mismo un tremendo cambio. Seamos agentes de cambio desde lo más mínimo y asegurémonos se mantenernos como agentes de cambio hasta lo más grande. Porque si nos quedamos callados, si dejamos "que los políticos hagan lo que se les de la gana" y no nos hacemos cargo de ser mejores personas para que los futuros políticos, entre nosotros mismos, trabajen realmente por un mejor futuro, las cosas jamás van a cambiar.

Así que los dejo con #ELCAMBIOREALEMPIEZAPORTI

PD: Espero no haberlos lateado(11) mucho :D
PD2: No duden en compartir esto, que de esa forma, el alcance de los 1200 crece exponencialmente, y como dije, mi voz puede sonar así, más fuerte aún.


Léxico de traducciones:

(1)Pelo lais: aniñada (EC), de clase alta.
(2)Perkin/Perno: nerd, rechazado.
(3)Piola: tranquila, de bajo perfil, que pasa desapercibido.
(4)Not really: no realmente
(5)One night stand: como las "aventuras de una noche"
(6)Traceurs: practicantes de Parkour
(7)"¿Qué weá?": ¿qué te pasa? ¿What the fuck?
(8)WTF Moments: Momentos de "What The Fuck", lo que se puede traducir en momentos de "qué mierda".
(9)TLTBT: The Little Tiny Beautiful Things, este blog
(10)Cause I'm ment to be this way: Porque estoy destinada a ser de esta manera.
(11)Lateado: aburrido, cansado.

*Salva y Rafa, los españoles y el Club de Campo
**Constanze y Patrick, pareja alemana.
***La Gloria, la Jenny, la Mary 💝: aunque odie la palabra, las empleadas que han pasado por mi casa

martes, 14 de marzo de 2017

ELLA y ÉL: Un cuento de superhéroes.













ELLA era su ídolo, su heroína. La admiraba más que a nadie porque era la única en todo el mundo mundial, que tenía el súper poder “pontífero”. Era la única con el poder de saltarse todos los obstáculos para llegar a la cima. La única guerrera capaz de tan sólo con envolverte en sus brazos, llevarte de lo más bajo a lo más alto. Sus puentes, su especialidad (su poder pontífero) eran tan mágicos que se podían cruzar en vertical y sorteaban cualquier tipo de obstáculo.

 La admiración que le tenía a ELLA se basaba, por sobre todo, en aquel super poder, único en su especie; ese que te llevaba a la cima instantáneamente; pero no por lo hermoso de la vista una vez arriba, sino porque ahí ELLA se encontraba con un tesoro mucho mayor. En esa cima vivía ÉL. Y ÉL era tan pero tan maravilloso que tan sólo con mirar el brillo de sus ojos, tu mundo se transformaba en algo infinitas veces más precioso.

 ELLA trabajaba para ÉL. ÈL era el verdadero súper héroe. ÉL era su vida y para ÉL, sin ELLA la suya perdía sentido. ELLA lo había aterrizado al mundo.
Juntos eran responsables de entregar al mundo sus mejores atributos. Cada luz, cada soplo de brisa, cada flor, cada estrella puesta en la Tierra estaba creada, pensada y puesta en su lugar por ÉL . ÉL era el superhéroe máximo. Lo hacía todo. Nada pasaba por alto. Su grandeza le permitía ser más de uno sin dejar de serlo. Trabajaba en 3 facciones distintas separadas pero juntas, sincronizadas y a destiempo. Todo lo inexplicable cabía en su alma.

ELLA siempre lo acompañaba. ELLA era silenciosa, pero a la vez inquieta. Le gustaba pasear por la Tierra visitando sueños y repartiendo gracias. Disfrutaba de usar ropajes diferentes. Cada cierto tiempo se mostraba al mundo, estrenando cada vez nuevos looks. Su nombre se adaptaba a los lugares que visitaba y su apariencia se asemejaba a quienes la miraban a sus transparentes ojos. Ella quería que la sintieran cercana, como si fuera familia…sin miedos.



Pasaba a veces sentía que sus “fans” olvidaban que ella no era más que una trabajadora para ÉL. A veces sentía que la ensalzaban más de la cuenta, y parecía se olvidasen de ÉL. Lo único que ELLA buscaba era acercar el mundo a ÉL, y le dolía cuando sentía que la valoraban más que a por quien ELLA vivía.
Disfrutaba que le entregaran cariño. Gozaba escuchando las canciones que le dedicaban y le encantaba ver como la seguían, formando dulces pero a la vez valientes armadas de amor, tantos que en ELLA buscaban el camino hacia ÉL. Su tremenda humildad no soportaba que la pusieran en primer lugar. “NO – susurraba - No olviden que es ÉL por quien yo vivo”.


El mundo, igual que ella, solía caer en ese error, pues : ¿Cómo no sentir más cercanía con alguien 'más' humano? “Por supuesto que es más fácil identificarse con ELLA”, pensaba ella en su subconsciente quizás. Pero a pesar de todo eso, ella nunca olvidó al gran ÉL. ELLA era su heroína, su ejemplo a seguir, pero ÉL era su vida… su todo. Ella vivía por llegar a la cima para ver el mundo desde arriba a través de sus ojos. Ansiaba el momento de abrazarlo, de “conocerlo” en persona. Porque su poder le permitía mantenerse en la cima y al mismo tiempo vivir en lo más bajo, en lo más pequeño, en lo más insignificante. ÉL lo podía TODO. ELLA era su roca. ELLA lo acompañaba. ELLA ERA SU MADRE.

ELLA se lo había presentado.



Lo único que ella buscaba, era por fin encontrarse con él. Vivir en él, con ELLA, y juntos CREAR.





Ella sabía que una vez en la cima, ya no se sentiría sola en el mundo. Ahí sería plena. Ahí reiría a carcajadas; ahí se sentiría completa, llena de color. Ella sabía que ahí sería ELLA, sería ELLA, sería ÉL, sería UNA, en plenitud...








*TODAS LAS IMÁGENES PERTENECEN AL "THE REAL HAPPINESS IS". Yo no tengo ningún derecho por sobre las ilustraciones. Visita el instagram del colectivo para conocer más de su trabajo :)